5to Reto

10 lugares en los que te gustaría estar ahora y por qué

Empiezo mi lista de lugares de manera muy tranquila y terrenal, y del 6to en adelante ya me pongo de ensoñada… porque ya saben que cuando escribo pierdo el piso.

¡Comenzamos!

1. En el restaurante Blue Dog, Manhattan, Nueva York

El ambiente del lugar es exquisito. Desde que llegas te sientes todo un conocedor de la ciudad, porque el acceso está escondido en una torre de oficinas que ningún turista ubicaría, lo que le da bastante emoción a la visita. Mi momento favorito para ir es en la mañana, porque los desayunos en este restaurante son un gozo impresionante al paladar. Me siento en la barra porque ahí el bartender suele atender más rápido, y puedo ver cómo prepara -con mucho estilo- mi latte.

2. Librería «La Central» en Callao, Madrid.

Es mi librería favorita. Entrar es sentirme automáticamente en mi «happy place». El olor a café de la cafetería en la planta baja, mezclado con el olor a libros, es un gran placer olfativo. Me imagino que en tiempos pasados fue una casona del centro de la ciudad, y han destinado un género literario a cada habitación (en las más grandes hay más de un género, pero están bien asociados el uno con el otro). Además, tienen una selección de libros hermosos: ediciones especiales, libros de pasta dura con portadas preciosas, mucho libro de arte, cine y fotografía. Así que ahora mismo estaría cargando unos 3 o 4 libros en mis manos, encaminándome a la cafetería para pedir un cafecito y empezar a leer con mucha calma y sosiego.

2. Templo Shinshoji en Narita, Japón

Es uno de mis sitios favoritos para meditar, reflexionar, estar en silencio, agradecer o simplemente estar. Aunque nunca entendí la ceremonia budista, me encantaba asistir a la de las 3pm, quitarme mis zapatos y acomodarlos afuera de la puerta junto con los de los otros asistentes. Sentarme en flor de loto, apreciar el silencio y después el sonido del gong y los cantos típicos de la ceremonia. Después de la ceremonia, caminar por el parque de Naritasan, pagoda tras pagoda hasta llegar al hermoso, pacífico y tranquilo estanque lleno de peces dorados.

3. En el hotel Secrets, Huatulco, Oaxaca

La última y única vez que fui a este hotel, fue con mi esposo en un plan de «vamos a alejarnos de todo y todos, y dediquémonos a descansar«. Fue una vacación deliciosa: dormir hasta que la cama nos escupía, comer rico (la cocina del hotel es buenísima), pasar todo el día en la alberca o en la playa, salir para tumbarse en un camastro a leer, y por las noches ir al bar por un buen mezcal de garrafa, acompañado de un grupito de música en vivo. Definitivamente podría estar ahí ahorita.

5. En algún día de mi infancia, durante las vacaciones de verano, en el jardín de mi casa

Cuando estábamos pequeñas -mi hermana y yo- y de vacaciones o incluso los fines de semana; mi mamá nos ponía la alberca inflable en el jardín, su música favorita a todo volumen (en la sala tenía tremendo sistema de sonido instalado, y su ventana daba al jardín) y nos preparaba snacks para pasar ahí toda la mañana. Recuerdo una vez en especial, que mi papá estaba sentado en la sala de TV (la puerta de acceso al jardín estaba justo en la sala de TV), viéndonos hacer nuestras locurillas -bailar, cantar, hacer piruetas en la alberca, lo que sea- mientras se tomaba una cerveza muy agusto; y yo iba a darle sorbitos a su vaso de repente. Borrachita desde chiquita…

6. En el libro 4 de Harry Potter, «El Cáliz de Fuego»

De toda la saga de Harry Potter (que son por mucho mis libros favoritos, por siempre jamás), la historia en la que me encantaría estar es en la del libro 4: lo que más se me antoja es estar en la casa de los Weasly, luego -qué increíble-, presenciar un juego de la Copa Mundial de Quidditch; después empezar el ciclo escolar y ver llegar a los estudiantes de las otras escuelas, asistir a las competencias del Torneo de los Tres Magos (¿vieron como puse asistir? osea… no me interesa lo más mínimo ser concursante jajaja). Y evidentemente, me saldría de la historia en el momento de la última competencia, porque no tengo ninguna necesidad de ver a Cedric morir, gracias, bye (lagrimitas).

7. En la isla de Chiloé, al sur de Chile

No conozco Chiloé. Es otro de los lugares a los que he sido transportada gracias a la magia de los libros. Lo «conocí» en el libro de «El cuaderno de Maya» de Isabel Allende y desde entonces he querido visitarlo. Pura naturaleza, una vida tranquila de campo. Alguna vez, el chef argentino Francis Mallman -quien vive tranquilamente en la Patagonia-, subió una foto de una comida que le organizó a amigos y familia: una mesa larguísima montada en pleno campo abierto en la isla de Chiloé. En serio me sorprendió lo similar que era lo que veía en la foto, con la imagen mental que tengo del lugar gracias a la descripción hecha en el libro por Allende.

8. En la cabeza de una persona muy inteligente, creativa y capaz

Muchas veces me pregunto: ¿qué pasará adentro de las grandes mentes? ¿cómo procesarán la información? ¿qué tan rápido digerirán los grandes problemas que se les presentan y cuál es su proceso para llegar a las soluciones que terminan presentando en la mesa?. Desde empresarios de gran nivel, hasta gobernadores (de los Estados que sí trabajan por su gente, los corruptos no me interesan nada), investigadores y científicos Nobel, pero principalmente los grandes artistas y creativos, pues como dice John Keating, el personaje de Robin Williams en La Sociedad de los Poetas Muertos: «La medicina, el derecho, el comercio, la ingeniería… son carreras nobles y necesarias para sostener la vida; pero la poesía, la belleza, el romantisismo y el amor, son las cosas que nos mantienen vivos»

9. En un lugar donde pudiera presenciar y entenderlo todo

¿En la nada? ¿O en el todo?. Creo -no afirmaré nada hasta que tenga todas las pruebas necesarias 🙂 – que ese lugar no existe… por lo tanto no sé ni como llamarlo. Pero estaría muy bien estar ahí.

10. En donde estoy hoy

Porque a pesar de que soy soñadora y ambiciosa, muy pocas veces he dejado de sentir la gracia, la felicidad y la gratitud de haber vivido mi pasado y estar viviendo mi presente.

2 respuestas a “5to Reto”

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: